Bebés

Visita nuestras opciones narrativas y descubre nuestros espectáculos:
Narración Oral      Teatro

Selecciona el espectáculo para más información

Ábrete libro

[ Bebés de 1 a 4 años ]

Sesión de cuentos para los más pequeños donde el libro es el protagonista. El libro es un objeto que se muerde se chupa se abre se cierra…un objeto vivo entre las manos, un objeto que vuela con sus hojas de papel y hace volar nuestra imaginación para comprender más el mundo. Un libro es juego, es misterio, es un principio, es un final… De él salen historias con sonidos, aventuras y algún susto…un libro es una caja llena de…¿?

Un libro es una caja encantada, que se abre ante nuestros ojos divirtiéndonos con sus palabras, sus formas, sus colores…ABRE UN LIBRO Y LO COMPROBARÁS.

¡ÁBRETE...LIBRO!

Los libros son cajitas que guardan hojas,

hojas como alas de un pájaro encantado,

alas que hacen volar nuestra imaginación...

y así explorar mundos nuevos,

descubrir tesoros ocultos.

¡Ábrete libro!...

y un nuevo mundo se abre ante nosotros.

Nacer, menuda historia

[ Bebés de 1 a 4 años ]

Divertida, cantarina, juguetona, repleta de rimas y de melodías, de juegos de manos sin “abracadabras” pero con mucha poética de andar por casa. Aquí entra todo, desde un poema de Jorge Luján hasta un libro de Eric Carle, desde un pie hasta una cabeza, desde un huerto de nabos hasta una canción de Calle 13, desde un pez hasta la letra Z, desde un libro de tela hasta uno de cartón…, ¿Parece un lío?, ¿parece que todo está revuelto? Parece, pero no lo es… todo está hecho con mucho CO-RAZÓN.
Tú solo tienes que estar pendiente… y dejarte remar, llevar, disfrutar… que pensar… ya lo hice yo.

Somos un libro en blanco antes de nacer…y cuando el libro se abre… se nace y nacen todas las historias que nos puedan suceder…
A partir del juego de las partes del cuerpo que van “naciendo” surgen canciones, retahílas, poemas de tiempos pasados y contemporáneos (Jorge Luján, Gloria Fuertes…) juegos para descubrir que nuestro cuerpo está unido a la poética.

Y cuando ya se ha “nacido” se tiene uno que crear, que creer, que querer, por eso sacamos de la chistera cuentos ilustrados que nos ilustren, que nos despierten, que nos enseñen que “nacer” lo que se dice NACER siempre se está naciendo.

Teatro para bebes

Selecciona el espectáculo para más información

Cararoles

Todo el mundo tiene un caracol... Sólo hay que buscarlo...

[ Bebés de 6 meses a 4 años ] Caracoles es un espectáculo divertido, tierno, nada babeante, juguetón y trepidante sin detenerse en oscuros tiempos. Encontramos en el ritmo, la música, los silencios, los colores las imágenes, la poética…un tempo de caracoles sin olvidarnos del flamenco (hay un palo flamenco que se llama caracoles) ese arte que está entre el cielo y la tierra como nuestro caracol….todo el mundo tiene un caracol…hay que buscarlo, hay que encontrarlo, hay que jugarlo… Critica de FERRÁ BAILE PARA CYBER PADRES La sensible y comunicativa actriz Eugenia Manzanera, autora del texto junto a Mercedes Martín Luengo, nos invita a un poético y divertido viaje escénico a ritmo de caracol. ¿La vida es camino o sueño?. No hay respuesta, pero el camino, onírico o no, o las dos cosas, está repleto de encuentros fascinantes. De nuevo Eugenia Manzanera te envuelve, te hace entrar en el relato, te intriga, te divierte y te enamora. Pero el adulto también se queda prendido oyendo y observando, (como mueve y acciona las manos!), el trabajo de esta excelente actriz especializada en cuenta-cuentos y cuentahistorias...
 

Un espectáculo para bebés, con el que disfrutará tanto el pequeño como su acompañante

Ficha artística

Dossier Caracoles

Corpore Oh!

[ Bebés de 1 a 5 años ]

Una actriz y un músico invitan al niño a sorprenderse de las potencialidades que esconde su cuerpo. Con juego y risas, CorporeOOOH! se adentra en territorios corporales con un divertido discurso visual y sonoro que levanta el OOOH! a su público. Todos los sentidos están a flor de piel, incluido el sentido del humor.

CorporeOOOH! se define como un espectáculo teatral en clave de clown. ¿Tienen sentido del humor los bebés? ¿Qué provoca su carcajada? Dos hechos constatados disipan toda duda: la risa es contagiosa y alimenta más que cualquier complejo vitamínico. Jajajear se convierte pues, en punto de partida y meta de un montaje que conecta con su
público a través de una risa nutritiva y cómplice.

CorporeOOOH! explora divertido en la sonoridad del lenguaje verbal. La lengua es música para el bebé.

 

Ritmo, acento y entonación aportan connotaciones rítmicas y melódicas que trasmiten información no contenida en los fonemas. De ahí que el espectáculo apueste por la poesía sonora, los juegos de palabras fonéticos y semánticos, las onomatopeyas o el idioma gramelot. Con un poco de imaginación e ingenio, las palabras ven, saben, suenan, huelen y tocan.

Descarga la guía didáctica aquí

Descarga el dossier aquí

Historias con Candela

[ Bebés de 1 a 4 años ]

Todas las mañanas
El día da aluz
Nace el sol, nace la tierra , nacen los colores…
Nace una niña y se pasea por la tierra
El sol le da un nombre:
-Candela te llamaras, junto a ti todo lucirá.
Bienvenida Candela
al circo del mundo
serás una equilibrista sin red y sin pista
el mundo será tuyo
y tú, serás del mundo

Ahora Candela, tienes que aprender muchas cosas…
Pero no olvides lo que tú ya sabes:
escuchar a tu corazón, no olvidar tu canción
y tejer tu propia historia…
que los cuentos te los cuento yo…

Selección de cuentos, retahílas, canciones, rimas asonantes y consonantes…palabras, palabras… que se hacen vida a través del juego y la imaginación.

Todo “cuenta” en esta sesión de cuentos, la “cuentista” utilizará, su propio cuerpo, su voz, guantes-animales, objetos (los objetos está vivos, tienen su fluir, poseen historias, texturas, palabras, sonidos rápidos o lentos), y por supuesto libros (libros como cajitas que encierra colores, personajes, palabras).

Acompañada por el músico Iovis Fernández, flauta travesera, guitarra, sansula…y muchos instrumentos juguetes-juguetones-musicales para envolver a CANDELA y a todos los que se acerquen a escuchar y sentir sus HISTORIAS.

Un dedo, un guante, marionetas, una hoja, un barco, una canción, una retahíla… sensaciones, poemas, ritmos, tonos y silencios para viajar a través del mundo del cuento.
“En el oído interior el pensamiento poético es rítmico, y la poesía nos hace más seres humanos.”

 

Crítica

Historias con candela: espectáculo (para bebés) para todos los sentidos

12 febrero 2013 | Por Eva Llergo

Nos tocan la baba del caracol que avanza lento aunque firme en su rumbo y la araña intrépida que nos trepa por la cara. Nos deslumbra el sol que pone nombre a Candela, la niña protagonista de esta historia. Nos deleita el oído la nana que baja junto a la luna a decirnos adiós. Nos huele la caca, sí, la caca de Juan, el culete inquieto que no se sienta a escuchar las historias de Eugenia.Y sobre todo, nos pica en la lengua el sabor de los cuentos que, tras escucharlos, quieren también estallar en nuestra boca.

Historias con candela pone a prueba nuestros cinco sentidos. Porque todo es deliciosamente tierno, hilarantemente poético en este espectáculo y obliga a la mitad de los espectadores (los adultos) a desoxidar nuestra imaginación para poder seguir su ritmo. Los niños ya están a la altura. Eso lo sabe muy bien Eugenia Manzanera, que les sirve en su código y en su lenguaje las historias de Candela: una niña enviada al mundo para tejer su propia historia escuchando todas las que el mundo tiene que contarle. Y estos cuentos se narran a través de la voz de la cuentista, de su canto, de sus gestos, de su sonrisa.

Pero este espectáculo está a años luz de ser un mero cuentacuentos, con todos nuestros respetos, donde el protagonismo lo lleva el arte narrativo del comediante en cuestión. A Eugenia Manzanera le sobra talento en esas lides. Pero es que ella no se conforma con poco. Se pone el listón bien alto y se intuye durante el visionado el complicado ejercicio de construcción (además de un par de saltos mortales) que ha debido ejecutar para gestar el espectáculo.    Luego… luego la ves sobre el escenario y parece que todo le sale rodado, con la naturalidad que solo daría la improvisación.

El suyo, como decimos, no es un espectáculo donde los cuentos se narran uno tras otro; es un espectáculo integral donde los cuentos van hilados, y cada canción, historia o retahíla es consecuencia lógica de lo anterior. Es un espectáculo donde las historias se palpan, se huelen, se saborean, se escuchan. En resumen: uno sale deslumbrado por tanta sensibilidad.

Y desde luego que todo parte de la palabra, pero ésta se subraya y se crece con la música en directo de Iovis (el hombre orquesta con su flauta travesera, guitarra, sansula africana, melódica…) que pone sonido a los movimientos; y también con unos guantes que se convierten en animales, con los dedos de la cuentista que se transmutan en objetos y animales, con un folio de papel transformista que es viento, catalejo, cucurucho de palomitas, sombrero y barquito de papel, con sombrillas que nos traen el día y la noche, y con los propios libros de cuentos que aparecen y desaparecen ante nuestros ojos como los objetos mágicos que son (aunque a veces los adultos no sepamos verlo).

Eugenia Manzanera ha conseguido conservar intacta esa visión fantástica de la realidad que tienen los niños. Ojalá pasen muchos adultos por aquí y se contagien.